El pequeño y mediano comercio ha tenido y tiene una importancia histórica como factor básico para dotar de vida a la ciudad de Palencia. Es imprescindible, pues genera empleo estable y de calidad, frente a la precariedad del empleo de la gran superficie comercial y, además, en lo social, favorece la convivencia y las relaciones humanas más elementales, ofreciendo alternativas de profesionalidad, de calidad en los productos y en el trato personal. Trabajar por fortalecer al pequeño comercio contribuye de una manera decisiva a hacer una ciudad donde se pueda trabajar, vivir y comprar al mismo tiempo.

Se está perjudicando y haciendo desaparecer al pequeño comercio de nuestro municipio: La posibilidad de liberalización de horarios, el incremento de festivos en los que se puede abrir, las facilidades dadas a las grandes superficies comerciales, van orientadas a beneficiar a un modelo de consumo contrario al pequeño comercio y a los intereses de la mayoría de la ciudadanía. El afán liberalizador parece no tener límites y tiene una perspectiva exclusivamente economicista que olvida a las personas. Hemos de ser conscientes que estas medidas van en contra de la conciliación de la vida familiar con la laboral, de los trabajadores sean autónomos o por cuenta ajena. La máxima que a mayor horario mayores ventas es falsa y pone en la encrucijada al pequeño comercio que no puede competir con la gran superficie.

Y en este momento, algunos grupos políticos, el pequeño y mediano comercio, organizaciones del sector, sindicatos y Federación de Vecinos, queremos defender un modelo de consumo de proximidad que consideramos mejor por la calidad y el servicio de cercanía y porque aporta un valor añadido al comercio y genera riqueza en nuestra ciudad y provincia.

Es por tanto, necesario trabajar para garantizar el futuro del pequeño comercio local, sino queremos vernos abocados en manos de las estrategias empresariales de las multinacionales dueñas de las grandes superficies comerciales, cuyos beneficios escapan de nuestras fronteras.

El pequeño comercio vive e invierte en Palencia, se ve resentido de la situación social de nuestra ciudad. Es por ello que tenemos que garantizar la supervivencia de los pequeños para asegurar diversidad en el consumo, realizar un Plan de consolidación de este modelo de comercio en Palencia que apueste por la estabilidad y cualificación en el empleo del sector, por su potenciación y por la consideración del ciudadano como sujeto social y no como sujeto de consumo.

Entre las propuestas para el Plan de consolidación del pequeño comercio proponemos:

• Peatonalización de zonas comerciales, restringiendo el tráfico en determinadas zonas de la ciudad para conseguir revitalizar el pequeño comercio.
• Campaña de apoyo al pequeño comercio: Cartelería, dípticos, …
• Asesorar e impulsar a los comerciantes en las nuevas tecnologías: venta por internet, …
• Campaña de cheques de compra en el pequeño comercio: Bonos canjeables por alimentos frescos, cheques de compra, …
• Adecuación del transporte público a los pequeños comercios, tickets para aparcamientos de la zona ORA, …

COMPRA EN EL PEQUEÑO COMERCIO DE PALENCIA